La Xbox One X y sus fallos son un dolor de cabeza para los afectados que esperan una respuesta de Microsoft

Scorpio Ayer comentamos cómo la Xbox One X estaba siendo un éxito en ventas en el Reino Unido, al menos en la primera semana desde que llegó al mercado. De hecho ya lo dijimos y si nos situamos en perspectiva y la comparamos con la PS4 o la Nintendo Switch, por ahora los números son mejores.

Sin embargo este éxito no debe servir para tapar un problema que están teniendo muchos usuarios con la Xbox One X, sobre todo los que son poseedores del modelo especial de lanzamiento: Project Scorpio. Y es que pese a lo que muchos piensan, no está claro que sea un problema con el cable de alimentación, que al fin y al cabo es un cable estándar como el de cualquier aparato electrónico. Algunas unidades están experimentando serios problemas que incluso llegan a la muerte de la consola tras unas horas de uso y por ahora, se desconoce a que puede deberse.

Y es que al parecer, no hay una línea o un patrón que determine cual es el origen del fallo que hace que la consola deje de funcionar tras bloquearse. O incluso, que el dueño la apague normalmente y cuando vaya a encenderla se de cuenta que lo consigue. Sólo se sabe que las principales afectadas son el modelo de edición especial con lo que ello supone.

Interior Scorpio

Por ahora parece que estos fallos afectan sobre todo al modelos especial de lanzamiento con la serigrafía Project Scorpio y a estas alturas no existe un comunicado oficial por parte de Microsoft al respecto. De hecho, en mi caso, con la versión normal, la misma que algunos compañeros de la web, no han aparecido problemas por ahora. Tocaremos madera.

El hecho de que desde Redmond no hayan dicho esta boca es mía, no hace sino incrementar el enfado de los usuarios afectados que ven como en menos de una semana su consola de 499 euros se ha convertido en un caro pisapapeles. Una fallo que por pura lógica exige una compensanción en forma de reemplazo más que de arreglo, por el tipo de fallo, por el precio del producto y porque se trata de un fallo cuando no tiene una semana de uso para un comprador early adopter que ha mostrado el apoyo a la empresa con su compra.

En la otra parte encontramos como algunos usuarios, de forma más o menos interesada, aprovechan las redes sociales para arrojar opiniones negativas sobre la máquina, una bola de nieve que puede empezar a crecer y que puede tener un efecto negativo sobre todo ahora que llegan las navidades.

Cómo actuar ante el problema

Xbox One X

Si estás afectado por el fallo de tu consola, el primer paso es acudir al establecimiento en el que la compraste si es tienda física o contactar con ellos si es por página web. Explicarle el caso y hacer uso de la garantía. Recordamos tenemos por un lado la garantía legal y la comercial.

La garantía legal, es la que otorga la Ley (Real Decreto Legislativo 1/2007) y es de 2 años desde el momento en el que el producto se entrega al consumidor. De esos dos años los seis primeros meses son fundamentales pues durante ese tiempo se presume que si aparece un fallo, éste ya existía cuando se compró y por tanto se libra al comprador de culpa, debiendo ser el vendedor quién demuestre que no fue así. Una vez pasados esos 6 meses y hasta los 2 años, deberá ser un técnico o perito quién confirme si el daño ha sido provocado por un uso anormal o es un defecto.

Captura De Pantalla 2017 11 14 A Las 8 23 27

La garantía comercial es la brindada por el vendedor y con la que obtenemos un soporte adicional a la garantía legal que puede permitir el que nos devuelvan el dinero en un plazo fijado si no estamos contentos con la compra y sin alegar ningún motivo o la sustitución de un producto si esta está defectuoso. Para todos los casos siempre es necesario conservar el ticket/factura de compra.

El problema aquí radica en que los compradores de una edición especial Project Scorpio pueden quedarse sin la misma si deciden reemplazársela por un modelo “normal” debido a que se trata de una edición limitada. En este caso entraría a formar parte de la ecuación el factor valor de esta consola, superior al de la edición normal al tratarse de unidades limitadas, por lo que sería aconsejable contactar con Microsoft y si la respuesta (de ellos o de la tienda) no satisface, contactar con el organismo local de defensa del consumidor previa presentación de la hoja de reclamaciones oficial de tu comunidad (ojo, no la del comercio) y pasado el plazo de 10 días hábiles.

Mientras se aclara la situación y ante la espera de una respuesta oficial por parte de Microsoft, puede probar a cambiar el cable de alimentación (si es que se enciende tu Xbox) y sino no nos queda otra que esperar y seguir con los pasos dados con la confianza de que los afectados tengan un final feliz.

También te recomendamos

15 tipos de compañeros de oficina que todos hemos tenido (y tenemos)

Ya se puede reservar la Xbox One X y para su lanzamiento tendrá una versión llamada Scorpio Edition

Xbox One X: este es el nombre elegido por Microsoft para presentar la consola más potente de la historia


La noticia La Xbox One X y sus fallos son un dolor de cabeza para los afectados que esperan una respuesta de Microsoft fue publicada originalmente en Xataka Windows por Jose Antonio .


Xataka Windows