Debate: ¿Estaba preparado Windows 10 para su lanzamiento?

Tras el lanzamiento de Windows 10 y la gran polémica que está surgiendo en los comentarios de los usuarios en unas y otras noticias, hemos pensado que sería adecuado organizar un “debate” sobre el nuevo sistema operativo de Microsoft, cuestionándonos sobre si estaba preparado para ver la luz este 29 de julio a nivel mundial.
Los datos hablan
En primer lugar, haremos caso a los datos objetivos: las estadísticas. Según los últimos reportes, Windows 10 estaría ya presente en más de 67 millones de dispositivos, una cifra sin precedentes que confirma la gran aceptación que esta teniendo entre los usuarios este sistema operativo. No obstante, de poco nos sirven estas cifras para el debate, pues, salvo que la calidad del producto fuese nefasta y los medios de comunicación se hubiesen hecho eco de ello, era previsible que tratándose de una actualización gratuita para los usuarios de Windows 7 y Windows 8, sus números fuesen de escándalo.
Los “enamorados” de Windows 10
Por un lado, están aquellos que hablan maravillas de Windows 10, afirmando que es sin lugar a dudas el mejor sistema operativo de Microsoft hasta la fecha. Esta es la posición mayoritaria, tanto a nivel de usuario como a nivel mediático. Es importante destacar el papel de los medios de comunicación, pues fueron muchas las críticas que vertieron sobre Windows 8 tras su lanzamiento, haciéndose eco del malestar general de los usuarios con determinados cambios que les resultaban incomprensibles.
Este grupo basa su argumentario en el gran rendimiento que ofrece Windows 10, mejorando ya a un muy buen Windows 8.1. Además, destacan las bondades de Microsoft Edge, las cualidades del nuevo patrón de diseño, el regreso del menú de inicio o la entrada en escena de Cortana, el asistente virtual de Microsoft.

No es oro todo lo que reluce
Sin embargo, son muchos los usuarios que han alzado la voz para argumentar que, si bien Windows 10 es un buen concepto y parece haber tomado un buen camino, no estaba todavía preparado para ver la luz. Por un lado, están experimentando multitud de problemas, la mayor parte de ellos relacionados con los drivers del fabricante, todavía no adaptados a Windows 10. Además, critican el actual estado de Edge, que si bien obtiene grandes resultados en los benchmarks, aun tiene problemas con determinadas webs y sufre crasheos esporádicos, además de carecer de las famosas extensiones.
Pero aquí no acaban las críticas de los usuarios. También argumentan que la utilidad de Cortana es, de momento, muy limitada, o que su equipo ha comenzado a funcionar realmente mal tras la actualización. Este último problema, según hemos podido comprobar, es característico de aquellos que no han realizado una instalación limpia del sistema operativo, la cual se recomienda hacer tras haber actualizado