Análisis del Microsoft Lumia 550

El nuevo Lumia 550 y su caja

En febrero de 2013 durante el Mobile World Congress de Barcelona, Nokia presentó el Lumia 520. Un smartphone con Windows Phone 8 que sorprendió a todos los fans a la tecnología móvil. Con un precio de sólo 179€ y un procesador de doble núcleo a 1 Ghz y 512 MB de RAM revolucionó por completo el mercado. Al poco tiempo vimos como fueron apareciendo más smartphones de otros fabricantes que trataban de competir en ese nuevo mercado de smartphones asequibles pero competentes.

Año y medio después, en julio de 2014 conocimos el Nokia Lumia 530, el cual fue visto como un sucesor agridulce para el ya por aquel entonces famosísimo y exitoso Lumia 520, que había logrado por si solo un incremento realmente significativo en la cuota de Windows Phone. Aunque el Lumia 530 bajaba su precio hasta los 85€ sin impuestos, el ver que seguía con 512 MB de RAM, sin flash en la cámara, sin cámara frontal y con un Snapdragon 200 hizo que no fuera considerado el sucesor que todos esperábamos del grandioso Lumia 520.

Todos los terminales de la gama 500

El Microsoft Lumia 535 fue el primer terminal que apareció con la marca Microsoft en vez de Nokia en noviembre de 2014. La pantalla aumentaba hasta las 5 pulgadas, se le puso una cámara frontal de 5 Mpxl, flash en la cámara y 1 GB de RAM: era por fin el sucesor que todos los fans de Windows Phone esperábamos ver del Lumia 520. Por desgracia los primeros modelos tuvieron problemas con la respuesta táctil de la pantalla, lo que ensombreció su lanzamiento, aunque actualmente todo está solucionado. En abril de 2015 Microsoft presentó el Lumia 540, pero desde un principio no hubo intenciones de que fuera un terminal que llegara a todos los mercados, por lo que seguramente muchos ni supierais de su existencia.

Llegamos a octubre de 2015, fecha en la que se celebró el evento de Microsoft donde conocimos todos los nuevos productos de Microsoft, entre los que se encontraba el nuevo Microsoft Lumia 550. Se trata del primer terminal de gama baja que sale al mercado con Windows 10 Mobile y que estrena el nuevo estilo de smartphone con colores blanco y negro, y el logo de Microsoft en plateado en la parte trasera. Hemos estado 3 semanas con un Lumia 550 y aquí os traemos nuestro análisis.

Análisis en vídeo

Especificaciones técnicas

  • Pantalla: LCD de 4.7 pulgadas con resolución 720p HD (1280 x 720) con Glance
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 210
  • Memoria RAM: 1 GB
  • Memoria interna: 8 GB con ampliación por microSD de hasta 200 GB
  • Conexión de red: 4G-LTE
  • Dimensiones: 136, 1 x 67,8 x 9,9 mm
  • Peso: 141, 9 gramos
  • Batería: 2.100 mAh
  • Cámara delantera: 2 Mpxl
  • Cámara trasera: 5 Mpxl con flash LED
  • Precio: 129€ en la tienda de Microsoft
  • Más información

Un nuevo exterior para una nueva generación Lumia

Ya dijo Panos Panay días después del evento del día 6 de octubre que querían ofrecer un diseño consistente en todos sus dispositivos, y el Lumia 550 claramente es reflejo de este cambio. Por primera vez desde el Lumia 925 el 550 no tiene colores llamativos, sólo lo encontramos o en negro con acabado mate, o blanco con acabado brillante. En nuestro caso hemos podido disfrutar de este último. Los mismos colores que nos encontramos para los Lumia 950 y 950 XL.

El teléfono desde un primer momento transmite sensación de calidad. Aunque el plástico es diferente al utilizado en los 950, el acabado brillante no le resta buenas sensaciones en la mano. Recientemente tuve un Xiaomi Mi4 que también tiene acabado brillante en su carcasa trasera, y aun siendo un teléfono de gama alta y más caro, no había comparación en lo agradable que es tener el 550 en la mano.

Parte trasera del Lumia 550

Pero esto no es ninguna novedad, Nokia/Microsoft siempre ha conseguido buenas acabados en la gama baja. El aspecto realmente interesante del Lumia 550 con respecto a sus hermanos de anteriores de gama 500 es la pantalla. Con un tamaño de 4.7 pulgadas y resolución HD (1280 x 720), la pantalla del Lumia 550 es sin lugar a dudas la mejor pantalla que he podido probar en un gama baja de la familia 500, llegando incluso a rivalizar con la del 640, con la cual se notan algunas diferencias pero no muy significativas. Nos encontramos un tacto de calidad, con protección antiarañazos del tipo Gorilla Glass 3 y que aunque no es ClearBlack, ofrece una visibilidad muy satisfactoria en la calle a pleno sol.

Al tratarse de un terminal de gama baja tenemos unos marcos de gran tamaño, cosa que seguramente disguste a más de uno ya que de primeras todos solemos ser reacios a tener los botones en pantalla. La clave está en que gracias a tener los botones en pantalla podemos por ejemplo bloquear el terminal con un doble toque en la zona de los botones, aunque por desgracia ni el 550 ni los 950 incluyen esta posibilidad en las builds actuales de Windows 10 Mobile que llevan instaladas, es de esperar que próximamente se pueda tanto bloquear como desbloquear con doble toque. Y sí, dispone de la posibilidad de tener Glance en la pantalla por lo que podremos ver nuestras notificaciones y la hora sin necesidad de desbloquear el teléfono.

Alternativas de Mozo para el Lumia 550

En el caso de que no te gusten las carcasas de color blanco o negro, tienes la posibilidad de adquirir carcasas de otros fabricantes como Mozo, el cual ofrece varios modelos de colores. Aunque se pierde el logo brillante de Microsoft de la parte trasera, el cual a diferencia con el 950, está pintado en un color gris brillante y no son placas de material metálico.

Un hardware justo para Windows 10 Mobile

Tenemos un procesador Qualcomm Snapdragon 210 y 1 GB de memoria RAM, hardware que probablemente más de uno si viene de Android piense que no será suficiente, pero la experiencia nos dice que para nada es así. Con Windows Phone 8.1 nos podemos encontrar varios terminales con hardware similar que corren perfectamente en las tareas diarias, y ahora con Windows 10 Mobile, una de las principales ”críticas” al sistema como son los famosos ”reanudando…” prácticamente desaparecen cuando estamos usando aplicaciones UWP, es decir, aplicaciones hechas para Windows 10.

Fotografía del frontal del Lumia 550

En la comparativa que hice hace unas semanas del Lumia 550 con el 535 y el 640, no quedaba muy bien parado, pero todos sabemos que no es culpa del hardware, sino del software. Windows 10 Mobile no está terminado ni del todo optimizado aún. Eso causa que podamos sufrir a veces procesos muy lentos de carga, calentamientos con tareas básicas o un mal rendimiento de la batería. Todos estos problemas desaparecerían si se pudiera instalar una versión estable y final del sistema como puede ser Windows Phone 8.1 Update 2, pero con motivo de aprovechar la campaña navideña Microsoft no quiso dejar atrás a sus nuevos terminales. Sin duda cuando Windows 10 Mobile salga al mercado en su versión final, acabada, estable y con todos los drivers y firmware al día, el teléfono rendirá tan bien como se espera.

En general el Lumia 550 será un terminal perfecto para esas personas que le den un uso básico a su smartphone. Ya que como digo, las aplicaciones UWP van realmente bien y no te encontrarás ningún tipo de reanudando o cargando. Cuando pasamos a hablar del tema juegos, aunque es posible jugar sin problema en los clásicos que no requieran mucha potencia tipo Candy Crush o Age of Empires: Castle Siege, en cambio otros como Asphalt 8 o juegos con gráficos 3D avanzados si comparas la fluidez con respecto a un Lumia 640 se nota que la imagen va más suave en este último.

Lateral del Lumia 550

Con respecto a la batería, los 2.100 mAh de batería prometen un rendimiento más que decente para el hardware que tenemos, aunque el problema está en que falta optimización en el sistema causa que actualmente llegaría al día de uso justito o incluso un poco menos. No me cabe duda de que con el sistema optimizado llegaría perfectamente al día de uso. Además, otra ventaja interesante del Lumia 550 es la posibilidad de conectarse a redes 4G-LTE, por lo que no tendrás que pagar más por un modelo más avanzado ya que a diferencia de como vimos con los Lumia 640, el Lumia 550 tiene 4G en todos sus modelos.

Sensaciones agridulces a la hora de hablar de fotografía

El Lumia 550 es un terminal de gama baja, y por apenas 130€ o incluso menos que se puede encontrar en varias tiendas online tampoco podemos exigir maravillas. El problema está en que aunque la cámara principal es muy competente (principalmente durante el día), en el caso de la cámara frontal hemos perdido la fantástica cámara de 5 Mpxl que vimos en el Lumia 535, pasando ahora a ser una de 2 Mpxl con una calidad justita. Es cierto que probablemente tengamos una pantalla tan buena a costa de sacrificar la cámara frontal, pero eso no quita que es una lástima perder un atractivo tan interesante para el público general en los tiempos que corren.

La cámara principal durante el día toma fotos de buena calidad y con un nivel de detalle más que aceptable. Además a la hora de grabar en vídeo una de las grandes ventajas de este Lumia 550 con respecto al anterior 535, es que ahora puede grabar vídeo con resolución HD (1280 x 720), lo cual se agradece bastante, ya que en pleno 2016 grabar vídeo en una resolución inferior resulta bastante molesto.

Pero el principal problema de la cámara llega cuando las condiciones de luz no son tan favorables. Al ser un gama baja es normal que baje la calidad de las imágenes con poca luz, el problema es que pienso que es más problema de Windows 10 Mobile y de tener unos drivers adecuados para la cámara, que problema del sensor. Ya que hay veces que las fotografías pierden color o los tonos de piel de las personas se alteran y quedan unas fotos un poco extrañas. Cualquier persona que haya probado en su Lumia una Insider Preview sabe que por la noche su teléfono sacará peores fotos que si tiene Windows Phone 8.1, ya que con W10M actualmente tiene unos drivers genéricos y por lo tanto la calidad de imagen pierde bastante. Sin duda con Windows 10 Mobile final, mejorará. Podéis descargar las fotos originales y de la comparativa con el Lumia 535 y 640 aquí.

Fotografía tomada con el Lumia 550 Fotografía tomada con el Lumia 550 WP_20151230_10_36_41_Pro Fotografía tomada con el Lumia 550 Fotografía tomada con el Lumia 550 Fotografía tomada con el Lumia 550 Fotografía tomada con el Lumia 550 Fotografía tomada con el Lumia 550

Conclusiones finales

El Microsoft Lumia 550 es un terminal muy competente, que seguramente consiga muchas ventas gracias a contratos con las operadoras. Por primera vez tenemos una pantalla de gran calidad, un diseño elegante y una buena batería en un terminal con Windows por poco más de 100€. Para la gente que quiera un terminal para un uso básico o para probar Windows Phone/Windows 10 Mobile sin duda será una gran adquisición, eso sí, teniendo en cuenta que el sistema operativo aún no está optimizado del todo y tiene problemillas que pueden estropear la experiencia de uso.

Lo mejor:

  • Pantalla de muy buena calidad
  • Diseño elegante
  • Muy buena calidad en los materiales de fabricación
  • Posibilidad de grabar vídeos en resolución 720p
  • Dispone de conexión 4G-LTE

Lo peor:

  • Windows 10 Mobile no está terminado, eso conlleva problemas que estropean la experiencia de uso
  • La cámara puede dar más de si con una actualización, sobretodo por la noche
  • Pérdida de las carcasas de colores, aunque existe la posibilidad de adquirir carcasas de otros fabricantes

El artículo Análisis del Microsoft Lumia 550 ha sido publicado en Microsoft Insider.

Microsoft Insider